Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento. más Información ¡AQUI!
aceptar

Kinepharma | Productos kinesiología

Productos más vistos

¡Lo más vendido!

Novedades

Crema sal de Schüssler 50 ml

Nuevo producto

Crema sal de Schüssler 50 ml

Más detalles

No hay puntos de recompensa para este producto.


8,50 € impuestos inc.

Más

Crema sal de Schüssler 50 ml.

Crema sal de Schüssler nº1. 100 g. Calcium Fluoratum

Devuelve la tonicidad a la piel. Refuerza las articulaciones, huesos y esmalte dental. Además sirve para:

Eccemas anales, ganglios, endurecimiento de las glándulas mamarias después de una infección, crecimiento irregular de las uñas de pies y manos, la micosis en las uñas (hongos), formación excesiva de callos, verrugas duras, cortes y rasguños, estrías y los hongos en la piel. Ablanda y suaviza el tejido cicatrizado.
Sirve como complemento de la Sal contra la psoriasis y venas varicosas.

Crema sal de Schüssler nº2. 100 g. Calcium phosphoricum

  • Picor en la vejez
  • Cicatrices
  • Ezcemas


Favorece el crecimiento. Es la sal de los huesos. Revitalizante. El Calcium phosphoricum o fosfato cálcico tiene una función decisiva en la formación de los huesos (mineralización). Favorece su crecimiento y acelera la curación de fracturas. También contribuye a la formación de los dientes y hace que la membrana celular sea más permeable, lo que facilita el intercambio de nutrientes. También participa en la coagulación de la sangre y puede ayudar a contener la pérdida de sangre excesiva (como en las hemorragias nasales).

Este mineral es importante para el movimiento muscular y para la producción de células nuevas. En general, fortalece el cuerpo y los nervios.

Es adecuada para:
El aumento de dolor en niños y adolescentes (principalmente en los huesos de las piernas), picor en la piel en la vejez, cicatrices en la piel que no se han endurecido, eccemas (erupciones) con costras blanco amarillentas, erupciones con ampollas que contienen líquido acuoso. Sirve como complemento de la sal: contra el dolor de espalda (básicamente en los niños) y las fracturas óseas.

Crema sal de Schüssler nº3. 100 g. Ferrum phosphoricum.

  • Heridas
  • Picaduras
  • Cortes
  • Arañazos


Fortalece el sistema inmunológico. Lucha contra las infecciones.
El Ferrum phosphoricum o fosfato de hierro juega un papel fundamental en la fabricación de energía en as células y es fundamental para que las moléculas de oxígeno se unan a los glóbulos rojos.

Esta sal influye en la tensión de los vasos sanguíneos, así regula la circulación sanguínea. Además, permite que el cuerpo absorba mejor el hierro procedente de los alimentos y lo transporta hasta la zona que el organismo necesite.

Es adecuada para:
Heridas, cortes, arañazos, contusiones, esguinces y pequeñas picaduras de insecto.
Sirve como complemento de la sal en el tratamiento de quemaduras de producidas por la exposición al sol, quemaduras de primer grado (leves sin que se formen ampollas), infecciones de erupciones acompañada de fiebre, inflamación de la vaina del tendón en estado inicial. En cuanto a las fracturas óseas, la pomada debe aplicarse inmediatamente, dado que es eficaz para cualquier tipo de lesión en el tejido blando.Después,aplicar la pomada nº 2 (Calc.Phos) para la formación de huesos y la curación.

Crema sal de Schüssler nº4. 100 g. Kalium chloratum

  • verrugas
  • Cicatrices


Regula el metabolismo de las membranas mucosas.
El Kalium chloratum o cloruro potásico, junto con la sal cloruro sódico, elimina el agua del organismo regulando los líquidos corporales y se encarga del buen funcionamiento de los músculos y nervios. Además influye en el metabolismo del azúcar y las proteínas, el control del latido del corazón y la actividad estomacal e intestinal.

Esta sal es muy útil para curar inflamaciones e infecciones de la piel (eczemas, herpes…) y en quemaduras de primer y segundo grado. Además sirve como remedio secundario al Ferrum phosphoricum en el tratamiento de resfriados, heridas e inflamaciones.

Es adecuada para:
Los callos, verrugas de las manos, las cicatrices que sobresalen (demasiado tejido durante la curación).

Sirve como complemento de la en el tratamiento de las inflamaciones de la vaina del tendón, sobre todo cuando es crónico y la pomada de Ferrum phosphoricum es eficaz. También sirve para la inflamación de las articulaciones, quemaduras (si con la pomada de Ferrum phosphoricum el proceso de curación no mejora), heridas de color gris blanquecino, erupciones con un revestimiento blanco de aspecto harinoso, erupciones con ampollas que contienen líquido espeso y las erupciones derivadas de vacunas.

Crema sal de Schüssler nº5. 100 g. Kalium phosphoricum.

“La sal de los nervios”. Ayuda a tratar el agotamiento mental, emocional y físico.

El Kalium phosphoricum o fosfato de potasio es necesario para que tanto nervios como músculos funcionen correctamente. Evita también la deterioración del tejido celular. Se considera una Sal nutriente para el tejido muscular y nervioso.

Regulando el contenido en potasio, estabilizamos los nervios, la mente, las emociones y el cuerpo. Esta sal es importante para tratar el agotamiento mental, emocional y físico (estrés) o insomnio causado por nervios. También la falta de energía, el desánimo, calambres, alopecia localizada e hiperactividad en niños.

Es adecuada para:
La dermatitis por pañal (dermatitis de contacto irritante en la zona de los pañales) acompañada de un olor desagradable.

Sirve como complemento de la sal en el tratamiento de la alopecia localizada, en los síntomas de parálisis, urticaria, erupciones con ampollas que contienen líquido de olor desagradable o las costras que huelen mal.

Crema sal de Schüssler nº6. 100 g. Kalium Sulphuricum.

  • Uñas
  • Piel y cabello
  • Huesos


“La sal anti-toxinas”. Repara daños en la piel y uñas.

El Kalium sulfuricum o sulfato potásico es muy importante para eliminar las toxinas del organismo, junto con el ferrum phosphoricum ayuda a transportar el oxígeno de los pulmones a las células.

Esta sal se encuentra en piel, huesos, músculos y uñas. Estimula la formación de las células cutáneas del cabello y las uñas, esencial para la curación de heridas y erupciones. La sal contra los resfriados e inflamaciones.

Es adecuada para:

El crecimiento irregular de las uñas de los pies y manos, como pomada nasal en inflamaciones crónicas que persisten.

Sirve como complemento de la sal en el tratamiento de alteraciones cutáneas crónicas, heridas de lenta curación, erupciones purulentas y escamas que supuran en la piel.

Crema sal de Schüssler nº7. 100 g. Magnesium phosphoricum.

  • Picor en la piel
  • Calambres


“La sal del dolor”. Elimina rápidamente calambres y espasmos musculares.

El Magnesium phosphoricum o fosfato de magnesio participa en la formación de huesos, músculos y nervios, tienen la capacidad de disminuir los impulsos nerviosos que conducen a los músculos.

Esta sal es el remedio bioquímico que alivia los calambres y dolores, puesto que disminuye la actividad en los nervios y músculos, tal y cómo hacen las sales naturales de nuestro organismo. La falta de magnesio agrava los calambres y cólicos. El fósforo es esencial en la producción de energía celular.

Es adecuada para:
El picor de la piel, pequeños calambres en los párpados, inflamación de los nervios y tensión muscular (p.ej.,en el cuello). En los niños, sirve para realizar un masaje (suave masaje en el estómago) cuando se producen calambres estomacales .

Crema sal de Schüssler nº8. 100 g. Natrium chloratum.

  • Herpes zóster
  • Piel seca
  • Picaduras


“Reguladora del metabolismo hídrico”.

El Natrium chloratum o cloruro sódico está elaborado a partir de la sal común y regula los niveles de agua del cuerpo.

Esta sal es muy eficaz en los problemas que se manifiestan tanto por exceso de líquidos como los edemas o personas que sudan o lagrimean mucho, como por falta de hidratación como la sequedad en la piel. Esta sal regula los niveles de hidratación del cuerpo.

Es adecuada para:
Erupciones con pequeñas ampollas que contienen líquido acuoso (como las ampollas en los labios), ampollas en la piel que contienen líquido de aspecto transparente y acuoso (como ampollas en los pies), escamas blancas en la piel y dermatitis por pañal.

Se utiliza también para el tratamiento de la secreción nasal abundante herpes zoster, picaduras de insecto, las úlceras en las piernas y piel seca.

Crema sal de Schüssler nº9. 100 g. Natrium Phosphoricum.

La pomada nº 9 regula los ácidos y el metabolismo del cuerpo, y normaliza el metabolismo lipídico cutáneo, especialmente en tipos de piel grasa.

Aplicaciones:

-Piel grasa con impurezas

-Picaduras de insecto

-Ojos de gallo

-Gota, dolencias reumáticas de las articulaciones: artrosis

-Dermatitis seborreica y acné.

 

Crema sal de Schüssler nº10. 100 g. Natrium Sulphuricum.

El Natrium sulfuricum estimula y reactiva la excreción de forma generalizada y es antiinflamatoria.

Aplicaciones:

-erupciones cutáneas, rosácea y acné agresivo

-ampollas con pus amarillento y costras

-piernas hinchadas dos veces al día  mediante ligero masaje ascendente.

-sabañones, ojos de gallo y dolores neurálgicos.

 

Crema sal de Schüssler nº11. 100 g. Silicea.

La Silicea fortalece, revitaliza y reafirma la piel, los tejidos conjuntivos, el cabello y las uñas.

Aplicaciones:

-Arrugas, piel fláccida áspera, fina  y marchita.

-Disfunciones de las uñas de pies y manos, quebradizas y delicadas

-Eczemas húmedos en manos y pies.

-acne sobre todo en espalda, pecho y frente

Procesos degenerativos de los cartílagos: artrosis

Molestias dolorosas en las articulaciones: aplicar la crema con masaje dos veces al dia.

Reseñas

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escribe tu opinión

Crema sal de Schüssler 50 ml

Crema sal de Schüssler 50 ml

Crema sal de Schüssler 50 ml